dilluns, 22 de maig de 2017

12º Transvulcania 74km 4350+

Se me resiste la Transvulcania... y no por falta de ganas! Después de correr la MIUT, dos semanas más tarde, viajaba a la isla bonita para correr la Transvulcania. Un recorrido de 74km y 4350+, con los 50 primeros km en subida y el resto en bajada, que te obligan a correr rápido para llegar a meta en poco más de 7h. Días antes pensaba en la carrera y que las sensaciones físicas eran las justas para ponerme el dorsal, pero las piernas estaban algo cansadas para poder disputar el ultratrail en las primera posiciones.

El cartel de corredores era de los importantes con un gran número de corredores dispuestos a ganar, qué pena no estar al 100% para poder divertirme delante. Aún así lo iba a intentar! La salida desde el Faro de Fuentcaliente ya es un clásico y la verdad que el entorno donde nos encontramos puede sacar el hipo de cualquier persona. Son las 6am y parece que la plaza está llena, no cabe ni un alfiler en el sendero que nos llevará al primer avituallamiento...
La salida es muy rápida y eso hace que el grupo de delante sea básicamente completado por los favoritos de la carrera. Intento seguir el ritmo pero en el km4 debo aflojarlo porqué mis piernas están sufriendo mucho. Las sensaciones son de pesadez y como yo digo: "tengo las piernas como una cebolla". Sabiendo que no podré disputar la carrera desde delante prefiero correr con un ritmo constante e intentar calentar bien la musculatura para poder exigir el máximo de mí. Soy de la opinión de que "querer no es poder", muchas veces hemos de ser conscientes de lo que podemos lograr con las condiciones que tenemos, y esta vez tocaba jugar desde detrás. 

El terreno tampoco lo hacía fácil; mucha arena en los primeros 21km. Paso por los Canarios, 1r avituallamiento, y con Marta hacemos un pit-stop rápido para cargar líquido y salir pitando a Las Deseadas. La subida es muy larga (la había hecho dos días antes) y es importante llegar con fuerzas a la parte más alta, ya que después vendrá un pequeño descenso rápido. Creo que me tomo la subida demasiado tranquilo y pierdo algunas posiciones. Mi cabeza no está en la carrera, pues físicamente no estoy al 100% como para disputarla. Empieza a amanecer y las vistas desde aquí arriba son de lo más bonitas. Giro la cabeza a mi derecha y se ve el Teide sin problemas... precioso paisaje que ayuda a disfrutar aún más del recorrido!
En el descenso de Las Deseadas me encuentro cómodo y rápido, por lo que me da esperanzas para la segunda parte de la carrera (la primera, en subida, la haría tranquilo). Llego al Pilar algo retrasado pero me tomo mi tiempo en el checkpoint con Marta. Me comenta que vaya haciendo y hasta meta, pero antes queda subir hasta el Roque y luego bajar a Tazacorte, aún quedan 50km. Salgo del avituallamiento cargado para hacer toda la subida, llevo gasolina de sobra. En el llaneo que viene a continuación recupero algunas posiciones; cuando se puede correr me siento algo más rápido que los demás. El problema viene en la subida, mis piernas vuelven a incharse, señal de la fatiga que llevan encima, así que decido ir haciendo hasta el Roque. No quiero ponerme nervioso porqué sino apretaré más de la cuenta y la bajada larga hasta Tazacorte será un desastre. Aguanto como puedo el tirón hasta el Roque, pero durante el recorrido me acuerdo de mi participación en 2015... en este tramo de subida recuerdo pasarlo realmente mal por problemas de deshidratación. 
Con unas sensaciones raras completo los primeros 50km hasta el Roque. Llego fresco porqué tampoco he dado el 100% (no he podido), y tengo muchas ganas de correr. Necesito recuperar posiciones e intentar llegar al TOP10 en los Llanos. 
Saldo del Roque después de hidratarme bien, he decidido cargar a tope para no pararme en el siguiente avituallamiento y así seguir hasta Tazacorte.
La bajada es muy rápida y técnica, con bastantes piedras en el camino, por lo que se tiene que hacer movimientos rápidos. Paso algún corredor en los primeros km's y eso me anima, ahora sí que voy a darlo todo. Y es cuando mejor voy que me tropiezo y voy de boca al suelo!! Qué ostia!! Me levanto y empiezo a correr con dificultad de nuevo, me he golpeado fuertemente el costado derecho y duele bastante. 
Poco a poco recupero sensaciones y vuelvo a apretar, solo falta que en la bajada pierda tiempo...
Paso el avituallamiento del Time sin detenerme y me informan que delante mío hay algunos "cadáveres". Físicamente me encuentro bien en la bajada, puedo apretar, así que sigo dándolo todo. De nuevo, y cuando mi mente está pensando en otra cosa, me tropiezo con una piedra y me voy al suelo. Esta vez será peor; me golpeo las dos rodillas y hasta me cuesta levantarme. Me he hecho daño de verdad! 
Justamente había adelantado al italiano Dupit, que parecía algo cansado, y si me ve por los suelos pensará que voy "muerto". Vuelvo a levantarme, me giro y veo que hace la curva... carai! Intento correr sin que se note demasiado que cojeo, pero estoy convencido que verá la sangre que se derrama por el gemelo derecho..
Llego a Tazacorte habiendo adelantado al americano Hawks y al escocés Tom Owens, pues algo estoy recuperando ahora.
El último tramo es de subida hasta los Llanos, son 5km que suben 350+ por carretera; una subida dura después de los 20km en bajada que hemos hecho. Durante este tramo adelanto a dos corredores más y por detrás llega de nuevo Dupit. Creo que nos vamos a dar leña en la subida!

Hacemos un par de cuestas a un ritmo fuerte, intentando romper el ritmo uno de otro, pero aguantamos mutuamente a los tirones. Como nos conocemos de otras carreras, nos miramos y empezamos a comentar la jugada. Lo primero que me dice es: "Qué ha pasado hoy?"; y no me sale otra cosa que reír. "La verdad que la MIUT fue dura y mis piernas no pueden recuperar tan rápido", le respondo. Empezamos una conversación que duró hasta meta, un bonito final compartido con una gran persona!
Finalmente cerré el tiempo final en 7:52h y 12ª posición. Mejorando el tiempo del 2015 pero con unas sensaciones raras, no recuperado de la MIUT pero feliz de terminar una carrera de las TOP de europa. Dicen que es uno de los ultratrail más duros del mundo, para mí personalmente es uno de los más bonitos que he hecho. 

Cabe destacar la gente de la isla de La Palma, muy serviciales y apasionados de este deporte. Es increíble como días antes de la carrera toda la isla está volcada con el evento, y más aún durante el día de la prueba donde en cada rincón puedes encontrar a gente animando. Un 10 para organización y gente de la isla de La Palma!!

Suerte tuve de Marta y Stephane que me ayudaron en los avituallamientos. Es de gran ayuda tenerla a mi lado, como siempre comento, para poder ir más rápido pero sobretodo para poder besarla cuando la veo. En muchos momentos hubiera decidido parar más rato pero sus ánimos me ayudan en cada zancada. Anirem més forts a la pròxima, som-hi!

Tocará recuperar las piernas hasta la siguiente ultratrail, pero entre medio tengo algunas carreras que hacer como entrenamiento... espero que entre Anna Grífols (nutricionista), Laia Diez (entrenadora) y Fisioterapia Deportiva Castro podamos trabajar para volver a estar al 100%. 

*Seguim entrenant*

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada